Música de cámara

En un mundo en donde expresiones como artesano, maestro o aprendiz únicamente resuenan como ecos de tiempos que ya no volverán, crear un equipo como LoBlanco provoca la misma emoción que desempolvar una partitura que no ha sido interpretada en siglos, y dejarnos llevar por ella sin conocer de antemano qué sucederá cuando sus olvidadas melodías se escuchen de nuevo.

Bien es cierto que somos gente de nuestro tiempo, y que nuestro empeño en construir armaduras de cubierta siguiendo trazados y métodos medievales no es simplemente una utopía nostálgica. Somos conscientes de que la ocasión es única, y que no se repetirá. Hoy por hoy, aunamos la mayor experiencia posible en cuanto a la aplicación de la Carpintería de lo Blanco en estructuras de madera actuales, y gracias a haber estudiado el tema en toda su profundidad durante décadas, podemos ofrecer verdaderos trozos de historia artística a quien sepa apreciarlos.

Es nuestra misión, por tanto, y siguiendo con el ejemplo musical, interpretar un concierto de cámara con pocos intérpretes y con público limitado. Nuestra pasión está fuera de los parámetros que rigen en la mayor parte de la arquitectura estandarizada, y sin embargo, podemos realizar obras perfectamente adaptadas a la modernidad y a la tradición constructiva a un mismo tiempo.

No es necesario, y ni siquiera posible, extender nuestro trabajo a cualquier entorno y circunstancia. Para que nuestros proyectos posean un significado claro, tiene que existir una voluntad de aceptar la madera y la carpintería de armar como parte de un mensaje que el pasado nos envía, y nos pide que actualicemos con respeto. Sólo así seremos dignos del nombre que nos hemos puesto. Y si crees que podemos y debemos trabajar en tu proyecto... comencemos.

Publicado en Uncategorized.

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.